Cómo han evolucionado los stands en los últimos años
Noticias

Cómo han evolucionado los stands en los últimos años

Los tiempos cambian, las modas y los estilos van y vuelven, las necesidades de los clientes se transforman, irremediablemente el paso de los años ha modificado la imagen de las ferias sectoriales. Todos esos cambios se pueden apreciar desde el punto de vista del diseño de los stands. Tamaños, colores, texturas, mensajes y funciones han evolucionado rápidamente en los últimos años adaptándose a una nueva situación.

Una de las evoluciones más notables en los últimos años es el cambio de la grandilocuencia al minimalismo. Esta circunstancia viene marcada por la crisis y por la limitación presupuestaria a la que han sido sometidas todas las acciones publicitarias de las empresas. Sin embargo, esta limitación no ha supuesto un descenso en la calidad de los stands. Las fachadas han desaparecido en la mayoría de los espacios para abaratar el proyecto y para adaptarse a un momento en el que el concepto de intimidad también está evolucionando. En la era de las telecomunicaciones 2.0 mantener “escondido” tu producto en un stand cerrado puede considerarse hoy como una incongruencia. La desaparición de la fachada ha supuesto, en la mayoría de los casos, la eliminación de las recepciones y de las azafatas.

Los mensajes comunicativos que lanzan los stands a los visitantes de una feria también han sufrido una transformación en los últimos años. Cada vez más los clientes reclaman a los proveedores de stands que estos espacios en los que van a promocionar sus productos tengan más personalidad, más vida. Se busca que el stand cuente una historia en el que el producto sea el protagonista. Antes hablábamos de la grandilocuencia y el cambio al minimalismo. En un momento de crisis económica puede que un mensaje exageradamente grandilocuente no sea el más apropiado, desajustado para el momento en el que vivimos.

Stand

Colores, texturas y materiales también han evolucionado en estos últimos años. La madera o el cemento son texturas con una carga sensitiva mayor que otros y son ahora mismo muy demandados. Además, no necesitan mucha manipulación con lo que también abaratan el presupuesto. En cuanto a los colores la evolución es hacia el blanco y negro que resulta más fácil de combinar con el resto de la decoración del stand.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *